Alojamiento Villafrea

 

Ruta Nº 5: El Abaceo de Hormas

RUTA Nº 5: EL ABACEO DE HORMAS.

  • Distancia: 9 km.
  • Desnivel: 350 m.
  • Tiempo aprox: 2,5 hr.

Iniciamos la ruta desde la subestación eléctrica y por el camino del camping hasta la ermita de San Tirso, bordeando los prados de La Riana, todos ellos expropiados por la Confederación Hidrográfica del Duero con motivo del pantano; al final de los prados, encontramos unas ruinas llenas de basura que es el antiguo cementerio de las vacas, en este lugar, no sólo se enterraban las vacas sino que también aquellos animales que padecían enfermedades contagiosas.

En San Tirso, nos detendremos para observas la remozada ermita y además contemplaremos la majestuosidad del monte de Roscabao, precioso colorido en cualquier época del año, pero sobre todo en otoño.

Continuamos caminando por la carretera vieja hasta donde nos dejen las aguas embalsadas, dejando a nuestra derecha los valles de Valleextremero, Valmedián y monte de las Escaleras, hasta llegar a la ermita de San Bartolo, construida en este enclave tan bonito por los vecinos de Pedrosa para desde ella poder contemplar su antiguo pueblo, destruido con la construcción del pantano.

Una vez en la ermita, cogeremos un camino trechero que bordea su explanada y nos conduce hasta un collado que da vista al valle de Serralengua. Seguimos por la derecha del collado por un camino ascendente, con bastante vegetación en algunos tramos, hasta que desaparece en una zona arbolada propia ya del Abaceo, caminando entre robles, hayas y acebos fundamentalmente, intentaremos ir paulatinamente ganando altura hasta llegar a la divisoria de ambos montes, divisoria que nos conduce a través del collado de Valmedian y del Mojón de las tres Villas, hasta la collada de Valleextremero.

Una vez en la collada de Valleextremero, tenemos tres opciones para continuar: Bien bajando por el valle de Valleextremero que nos conduce hasta las proximidades de San Tirso, bien continuando hacia la izquierda hasta la collada de Rimuela y de aquí al valle de Rimuela y al pueblo o bien seguir de frente hacia el alto del Abejal y posteriormente por el camino del Abejal hasta Bocarimuela y al pueblo.

Esta ruta tan corta en su explicación de su recorrido, es sin embargo, fatigosa en su ejecución quizás por lo pesado que se hace hasta llegar a la Ermita de San Bartolo.